4 excursiones imprescindibles desde Barcelona

Puede que no sea la primera vez que visites Barcelona, que estés planeando un viaje más largo o que el turismo urbano no sea lo tuyo. Sea cuál sea el motivo, si estás en un hotel en Barcelona y también quieres visitar los alrededores te proponemos un amplio abanico de excursiones sin necesidad  de recorrer muchos kilómetros.

Sitges

Si lo tuyo es disfrutar del sol –posee más de 300 días de sol al año- y la playa, Sitges es sin duda tu excursión. Situado a unos 40 kilómetros de Barcelona, el acceso en tren desde la estación de Passeig de Gràcia o desde la estación de Sants es rápido y sencillo. Este antiguo pueblo de pescadores te encantará por sus tranquilas playas (hay un total de 17). Si te gusta la naturaleza también debes visitar el Parque Natural del Garraf y los Jardines de Terramar. Si prefieres los museos, debes visitar el Palau de Maricel, y disfrutar de las espectaculares vistas desde su mirador, y el Museo del Cau Ferrat, considerado un templo del modernismo. Para los amantes de los deportes de aventura, la orografía de Sitges es ideal para practicar escalada y submarinismo. Lo mejor es que al estar tan cerca de la capital catalana podrás regresar a tu hotel en Barcelona para cenar, o si lo prefieres, puedes optar por un hotel en el mismo pueblo, como el Hotel Calipolis de Sitges.

Sitges

Montserrat

Dice la leyenda que unos pastores encontraron en una cueva de esta montaña una imagen negra de la Virgen. El obispo de Manresa propuso trasladarla pero como era muy pesada interpretaron que el deseo de la Virgen era quedarse en la cueva y por ello se construyó allí mismo una capilla. Desde entonces esa Virgen, conocida como “La Moreneta” es la patrona de Cataluña. Para hacer esta excursión desde Barcelona, a unos 50km de distancia, se puede optar por el coche, el tren cremallera o a pie –como manda la tradición-. Además de la basílica también se puede visitar una biblioteca, con más de tres cientos mil archivos entre los que se encuentran los primeros textos escritos en catalán, y el museo de arte que posee pinturas de artistas como el Greco, Caravaggio, Berruguete, Miró, Picasso y Dalí. La montaña por sí misma ya vale mucho la pena, sobre todo el reto de alcanzar el pico de Sant Jeroni a 1.236 metros de altura. Para llegar a Montserrat, es muy recomendable el Cremallera de los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya. En su página web se pueden consultar todos los horarios.

Montserrat

Santa Coloma de Cervelló

Además de la Sagrada Familia, la Casa Batlló y el Park Güell, los amantes de Gaudí tienen un tesoro por descubrir a tan sólo 20 minutos de Barcelona. Nos referimos a la Cripta Gaudí, situada dentro de la Colonia Güell, una colonia de la industria textil declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 2005. Con esta excursión desde Barcelona descubrirás la Cripta, una espectacular estructura inspirada en la naturaleza. Sus columnas en forma de hélice, sus arcos catenarios y sus ventanales con pétalos de flores de colores hacen pensar que fue el “laboratorio” arquitectónico de Antoni Gaudí antes de construir la Sagrada Familia. No dejes de pasear por las calles de esta antigua colonia repleta de construcciones modernistas.

Figueres

Y de un artista a otro, en este caso, Salvador Dalí, protagonista de uno de los museos más visitados del país: el Teatro-Museo Dalí. Figueres está a poco más de una hora de Barcelona, con lo que son muchos los turistas que buscan un hotel a buen precio en Barcelona y de ahí deciden visitar la cuna de Dalí. La excursión desde Barcelona se puede hacer en coche propio, autobús y tren de alta velocidad (desde la estación de Sants). Figueres cuenta, además, con un importante patrimonio monumental en el que destacan sus viejas murallas medievales y el castillo de Sant Ferran.

Museu Dalí