Barcelona, una ciudad para todos los bolsillos

Barcelona es una ciudad que cuenta con todo lo que un viajero puede desear durante sus vacaciones y, además, sin dejarse grandes cantidades de dinero.

Actualmente en la ciudad hay 397 hoteles, lo que se traduce en más de 35.400 habitaciones. Una amplia oferta entre la que hoy destacamos los alojamientos más baratos en Barcelona, porque viajar a la ciudad condal no es sinónimo de gastar en exceso. Te vamos a contar dónde dormir, qué hacer y dónde comer si tienes un presupuesto más ajustado.

Las Ramblas y el Raval

Si vas a Barcelona no puedes obviar una visita a este emblemático punto. Se trata de un bulevar peatonal que une la Plaça Catalunya con el antiguo puerto y que está lleno de tiendas, de restaurantes, de discotecas y, sobre todo, de gente. Disfruta de los puestos de flores, retratistas, artistas callejeros… Encontrar un hotel en esta zona puede ser tarea complicada pero, si planeas tu viaje con tiempo puedes conseguir una habitación en un hotel en Las Ramblas de Barcelona a buen precio. Por ejemplo en el Hotel Condal o en el Oriente Atiram Hotel. Además de pasear por Las Ramblas te recomendamos entrar en el colorista mercado de la Boquería donde también puedes comer ricas tapas a buen precio. Parada obligatoria es el Liceu: quizás ver una representación sobrepase tu presupuesto pero se organizan visitas para ver el interior y conocer su historia por sólo 6 euros. Bajando las Ramblas llegarás hasta el monumento de Colón: en lo más alto hay un mirador que ofrece una de las panorámicas más bonitas de Barcelona a un precio reducido. Por la noche, el Raval. Si te entra hambre la mejor opción es que recorras la rambla del Raval donde podrás comerte un kebab, un plato hindú, mejicano o unos montaditos.

Hotel Oriente Barcelona

Eixample y Paseo de Gracia

Destaca por sus amplias aceras, sus avenidas arboladas, su arquitectura modernista y la gran cantidad de tiendas. Pero también es el barrio donde se encuentran atracciones turísticas imprescindibles como la Pedrera, la Casa Batlló o la Sagrada Familia. Aunque lo cierto es que al Passeig de Gracia se le considera una de las zonas más caras de Barcelona, en las calles de alrededor es posible encontrar algunos de los hoteles baratos en Barcelona. Por ejemplo el H10 Catalunya Plaza Boutique Hotel, justo al lado de Plaça Catalunya; el Hotel Antibes, a tan solo 6 minutos de la Sagrada Familia, y el BCN Urban Hotels Gran Ronda, muy cerquita de plaça Universitat. Tras la Sagrada Família, sigue por la Avinguda Gaudí hasta llegar al Hospital de Sant Pau, menos conocido pero igual de espectacular y bello. A la hora de comer una butifarra con “pa amb tomàquet”. Es realmente buena y por el barrio, encontrarás restaurantes de los de toda la vida que la sirven acompañada del tradicional “allioli”. Después, un paseo para ver la fachada de la Monumental (la antigua plaza de toros) y por la noche disfrutar de la iluminación de la Torre Agbar.

Barceloneta y Vila Olímpica

Es la zona de Barcelona que más ha cambiado en los último años, y especialmente tras los juegos olímpicos. Ahora está llena de restaurantes, bares y cafeterías en los que comer desde hummus hasta hamburguesas sin olvidar las típicas paellas. Este antiguo barrio de pescadores está lleno de hoteles y hostales baratos. Te recomendamos el Hotel Duquesa Cardona -si lo que buscas es un hotel barato en pleno paseo marítimo-, el Andante Hotel –a buen precio y sostenible-, y el Hotel Barcelona Colonial –todo un clásico situado en Via Laietana-. La tarde es perfecta para pasear por la zona de la Vila Olímpica con su puerto, sus torres, el pescado y sus chiringuitos, pero cuidado que por la noche los precios se disparan. Si vas acompañado de niños les encantará descubrir de cerca el mundo marino en Aquarium: consigue los packs familiares para que la entrada sea más económica. Y no puedes despedirte de Barcelona sin darte un buen baño en sus playa. ¿Lo mejor?, que no pagarás nada.

Hotel puerto Barcelona