Piérdete por las calles del centro de Barcelona

Más allá de las calles y plazas principales, como las Ramblas, el Portal del Àngel, la Plaça Reial o la Plaça Sant Jaume, el centro histórico de Barcelona es imprescindible. De hecho, aunque todos estos puntos tan conocidos estén tan cerca, adentrarse en las entrañas de la Barcelona más antigua es como entrar en una nueva ciudad, apartada de las aglomeraciones y de las atracciones más transitadas.

La más carismática de las zonas céntricas de Barcelona es el Barri Gòtic. Dentro del distrito de Ciutat Vella (junto con el Raval, la Barceloneta y la zona de Sant Pere, Santa Catalina i la Rivera), el Gòtic es el núcleo más antiguo de la ciudad. Calles estrechas, patios, pequeñas plazas, tiendas artesanas, un olor característico, una arquitectura que conserva la huella del tiempo y un urbanismo laberíntico mantienen el encanto de este barrio… ¡que resiste «al exterior» como si se tratara de la aldea de Astérix y Obélix!

Cruzar los confines del Barri Gòtic es casi imprescindible si estás planificando una visita a Barcelona y quieres impregnarte del encanto de la zona más histórica de la ciudad.

Como comentábamos en este artículo sobre secretos escondidos en el Barrio Gótico de Barcelona, esta zona cuenta con algunas de las plazas más bonitas de la ciudad, así como callejuelas y pequeños tesoros. Si vas a «callejear» por el Gòtic, no puedes dejar de pasar por todo lo que te mostramos a continuación:

Sant Felip Neri. Es un lugar mágico. Se encuentra muy cerca de la Catedral, pero es un espacio tranquilo, silencioso, resguardado del bullicio. Aunque la plaza es muy bonita, su historia es trágica: en 1938 dos bombas de la aviación italiana cayeron en este punto, mataron 42 personas y dejaron la huella de la guerra en las paredes de la iglesia barroca de Sant Felip Neri, donde todavía siguen visibles.

Barcelona_Neri

– Plaça del Rei. Dando la espalda a la catedral y con una iluminación nocturna preciosa, esta plaza es una muestra imprescindible de la arquitectura medieval de la ciudad que, además, se mantiene poco concurrida. Si nos colocamos en medio de ella, podemos admirar tres edificios importantes de la historia de la ciudad: a la izquierda, el Palau del Lloctinent; en frente, el Saló del Tinell; a la derecha, la capilla real de Santa Ágata.

Baixada de Santa Eulàlia. En esta pequeña callejuela del Gòtic, empinada, se dice que castigaron a la actual patrona de la ciudad: Santa Eulalia. Cuenta la leyenda que esta joven mártir intentó aturar la persecución de cristianos durante la época romana, pero la capturaron y la lanzaron 13 veces por esta calle dentro de una bota llena de cristales, claves y objetos punzantes. Recorrer esta pequeña callejuela (no hace falta 13 veces) es un paseo imprescindible.

– Calle Petritxol y Plaça del Pi. Dar un paseo por la calle Petritxol es sinónimo de chocolate. Sí, aunque parezca extraño, el chocolate ha sido durante años el protagonista de esta calle, donde se dan cita algunas de las chocolaterías más conocidas de la ciudad. No podemos perder la oportunidad de pasar por ella y llegar hasta la plaça del Pi, un espacio agradable y apartado donde se ubica una iglesia con el mismo nombre.

Barcelona_Pi

Calle de Montsió. Al pasar por este calle es imprescindible plantarse delante de un establecimiento: «Els quatre gats» (los cuatro gatos). En el pasado, fue un bar que frecuentaron algunos de los artistas, escritores y personajes más reconocidos de la Barcelona intelectual de principios del siglo XX: Santiago Rusiñol, Isaac Albéniz, Enric Granados, Ramon Casas, Pablo Picasso… ¿Te imaginas encontrarte algunos de ellos en medio de la calle?

Barcelona_4_gats

Estas recomendaciones son solo algunas propuestas interesantes a tener en cuenta a la hora de recorrer el centro de la ciudad. La mejor opción es tomarlas como referencia, pero callejear sin rumbo para apreciar el Gòtic en toda su esplendor. Y recordar que existen muchos hoteles en el centro de Barcelona, interesantes para una escapada o unas vacaciones en la ciudad.

Por ejemplo, si quieres alojamiento cerca de Sant Felip Neri, puedes optar por el Hotel Neri; si prefieres encontrar algo cerca de la Baixada de Santa Eulàlia, te recomendamos el Hotel Barcelona Catedral; para alojarte en algún punto próximo a la Calle de Montsió, puedes mirarte el Hotel Catalonia Catedral. Si tu sueño es alojarte cerca de la Plaça del Rei, no puedes perderte el Grand Hotel Central Barcelona o el Hotel H10 Montcada Boutique Hotel. Finalmente, no dejes de valorar la posibilidad de alojarte en alguno de estos dos hoteles si estás pensando en estar bien cerca de la Plaça del Pi y la calle Petritxol: Hotel H10 Racó del Pi y Hotel Petit Palace Boquería Garden.

Si buscas hoteles céntricos en Barcelona, puedes encontrar las mejores opciones en nuestra central de reservas.